Re SENTIR- sentir por partida doble

Rencor, animosidad, tirria, animadversión, pique, quemazón, rabia…

Estos son algunos de los sinónimos que aparecen al buscar en el  diccionario la palabra resentimiento. Ese sentimiento que tantas veces nos visita y nos hace estar enojados con nosotros y sobre todo con el resto… enojados con un mundo que, sospechamos, está en contra de nosotros.

Nos  sentimos víctimas de un trato injusto, de un trato que creemos no merecer : No recibimos lo que esperamos o recibimos lo que NO esperamos.

A nuestro resentimiento lo delata la cara larga, el gesto compungido, y, hasta las ganas de llorar… la impotencia ante una emoción que pareciera picarnos y apretarnos el pecho y hasta el alma.

Un nudo en la garganta que termina siendo un nudo en nuestra vida.

Estar resentidos con el mundo, o con una sola persona de este universo, nos quita libertad.

Libertad de sentirnos felices, livianos y en armonía con nuestros sentimientos.

¿Exceso de sensibilidad? ¿Expectativas frustradas? ¿Falta de madurez emocional?

Dificultad para aceptar la realidad como es.

Hace unos meses compramos una plantita para poner en la cocina… la plantita se llamaba, curiosamente, La Resentida. Esa planta llega a resentirse cuando alguien la toca… pliega sus hojitas como si hubiese muerto y al cabo de un rato las vuelve a abrir.

¿¿¿Cuántas veces nos comportamos así???

Cuando alguien nos mira de más o de menos. Cuando alguien no nos devolvió un llamado telefónico o cuando no fuimos incluidos a tal invitación.

Hace poco me llegó una cadena por mail que explica, casi de forma poética, que  nadie nunca jamás nos ha ofendido, son nuestras expectativas- lo que esperamos de las personas- las que nos hieren.

Lo que más me gustó fue que la persona que me lo mandó es la más susceptible a sentirse ofendida por casi todo (o, en realidad, por casi nada) Igual que mi plantita de la cocina, La Resentida.

Decidí explorar el tema y compartirlo en mi blog,  desde mi punto de vista personal. Incluyo algunos pasajes de dicho mail.

La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo… (1)

El gran problema es la idea que nos han vendido de la humanidad.

Desde los cuentos de hadas donde siempre aparecen príncipes salvadores o donde  la triste realidad se convierte en un mágico despertar.

Las novelas mexicanas o las películas de Hollywood con final feliz obligatorio. Ahí, los villanos siempre terminan encarcelados o desterrados,  los pobres se vuelven millonarios, los paralíticos caminan de forma milagrosa y la empleada conquista al rico heredero.

Tenemos unas expectativas un tanto fantasiosas acerca de la vida y cuando éstas  no se cumplen sentimos frustración.

Esa misma fórmula la aplicamos a las relaciones humanas.

Si tú esperabas que tus padres te dieran más amor, y no te lo dieron, no tienes porqué sentirte ofendido. Son tus expectativas de lo que “un padre ideal” debió hacer contigo, las que fueron violadas. Y tus ideas son las que te lastiman. Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal y cual forma y no lo hizo, tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entra las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación. (1)

 Nos frustramos, nos amargamos y nos ofendemos cuando no recibimos del otro lo que nuestra fantasía creó.

Nos hacemos la película solitos. Pretendemos que todo salga según lo que tenemos escrito en nuestro guión. Nos olvidamos que la vida no es un monólogo, si no un diálogo… una conversa donde cada uno pone sus componentes, sus experiencias y su propia sazón.

Re sentir es como sentir por partida doble, sentir mucho… tal vez, para sufrir menos, deberíamos sentir menos.

Parece tan fácil como decir 2 más 2 son 4.

Sin embargo, no lo es y termina siendo un bache continuo en la vida de muchos (me incluyo).

Algo tan simple como una llamada no contestada puede generar despecho de mi parte.

Me siento herida, rechazada… no correspondida.

Me  parece que la persona es mal educada, desconsiderada y que le importa un bledo hablar conmigo.

Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías. Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso. Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca.  Aprenderán de sus errores por sí mismos. Déjalos ser. Además recuerda también, que nadie te pertenece. (1)

Parece tonto, pero es cierto… empezamos a acumular resentimientos por las cosas más leves… nos volvemos de cristal, intocables.

Conozco a mucha gente que empieza a cerrar su círculo de amistades de manera radical. Cada vez más apretadito, cada vez con más exigencias y falta de tolerancia.

A veces es mejor hacernos de la vista gorda, pasar por alto cierta falta de delicadeza – según nuestro parecer- de amigos y parientes y así vivir en un círculo un poco más amplio y flexible.

Evidentemente no se trata de aguantarle malcriadeces a la gente, pero tampoco tratar de educarlos como muchas veces intentamos hacer… desgastando nuestro tiempo, hígado y relación.

Hay gente a la que quiero infinitamente y son, así, infinitamente diferentes a mí.

Me cuesta aceptar que sean incumplidos o un poco ingratos… que no me contesten las llamadas o no correspondan a los detalles que me esfuerzo en tener. Sin embargo, tienen otras inmensas virtudes de las que yo carezco y he aprendido que gano mucho más teniéndolas cerca de mi vida que lejos.

No creo que a estas alturas de nuestras vidas (digamos que el que está leyendo esto ya pasó los diez años de edad) sigamos con la cantaleta de castigar a los que nos ofenden quitándoles nuestro amor, afecto o amistad.

De vez en cuando, un pucherito (carita de ofendidos) para llamar la atención de la gente que queremos puede resultar simpático. Si abusamos de él, puede resultar agotador, sofocante e infantil.

Las personas son un río caudaloso. Cualquier intento de atraparlas te va a lastimar. Ámalas, disfrútalas y déjalas ir.(1)

Bibliografía

1. Autor desconocido (de una cadena que me mandaron por mail)

Imagen

Anuncios

5 pensamientos en “Re SENTIR- sentir por partida doble

  1. Muy bueno y cierto. Nos vemos en el reflejo que damos y recibimos de los demás. Y perdemos la correcta perspectiva. Del mismo modo, a veces somos nosotros los que generamos sentimientos de resentimiento en los demás, por meternos mucho dentro de nosotros mismos y descuidar a los que nos rodean

  2. Efectivamente muchas veces nos dejamos llevar por sentimientos irreales con los que crecimos y deseamos vivir pero la vida no es así, es efectivamente como un rio caudaloso que debemos apartarnos si nos va a arrollar y volver cuando el rio vuelva a su cause normal, La universidad de la vida me ha enseñado mucho y espero seguir aprendiendo….

  3. MARISOL, ACABO DE DETENERME EN LEER TU BLOCK, A RAIZ DE QUE URSULA ME LO COMPARTIO, CREEME QUE TE FELICITO Y ME PARECE INCREIBLE TODO, LO QUE ESTAS PASANDO, SOBRE TODO CON ALE Y TU FAMILIA, ME PARECE QUE FUE AYER CUANDO TE RECOGIA CON CARLITA, ME HAS HECHO LLORAR, Y SOBRE TODO ESTA NOTA ESTA HECHA DE GRAN SABIDURIA, ASI ES NOI VALE LA PENA RESENTIRSE,, LA VIDA ES CORTA, QUE DIOS TE SIGA LLENANDO DE BENDICIONES TIENES UNA NUEVA ADMIRADORA
    BESOS Y BENDICIONES PARA TI Y TODA TU FAMILIA, CADA COSA ESTA EN SU LUGAR PASA TODO LO QUE TIENE QUE PASAR EN EL LUGAR INDICADO, Y A LA HORA INDICADA NI ANTESNI DESPUES

    ,

    • Pirula, que bueno que te haya gustado mi blog. Me encantan tus comentarios.
      Increíble, como ha pasado el tiempo… claro que me acuerdo cuando nos recogías de la Toulousse, cuando íbamos a almorzar a tu casa y todos los momentos lindos. Ojalá siempre me leas y puedas compartir tus comentarios y experiencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s