Mi punto G sí queda en mi parte sur

La otra vez leí una frase de Isabel Allende que decía que las mujeres tenemos el punto G en el oído y quien buscara más abajo estaba perdiendo el tiempo.

Claro, se refería a que a una mujer se le enamora y seduce con palabras bonitas.

Sí y no.

Es verdad que a todas las mujeres nos gusta el floro, que nos halaguen y piropeen, pero ya no es suficiente sólo con eso. Ahora las mujeres, en general, nos estamos volviendo más exigentes a la hora de ser seducidas.

Más exigentes a la hora de ser seducidas y más expertas a la hora de seducir.

Hoy no nos basta con hablar inglés, algo de francés y algún otro idioma por ahí. Tampoco con trabajar y salir corriendo de la oficina para llegar a tiempo a la maestría o al curso de superación personal que nos asegurará un mejor puesto laboral.

Nos exigimos también tener pasta de madre, madera de deportista y una pizca de inquietud culinaria.

Estamos en el mercado y- frente a la demanda masculina y la competencia de otras mujeres- queremos que nuestra oferta sea interesante y diferencial.

Nos podemos diferenciar y sobresalir por nuestra educación, atributos físicos, roce social, tema de conversación, sofisticación, valores espirituales y hasta por nuestra forma de vestir.

Incluir en la lista de nuestros atributos el ‘expertice’ sexual, vale.

Ser expertas, conocedoras o al menos interesadas en el tema.

Por ejemplo, cuando estoy en la peluquería hecho mano a una Cosmopolitan. Así, mientras me pongo más rubia y más lacia, aprovecho para culturizarme y ponerme al día sobre posturas, caricias, disfraces atrevidos y cómo dejar aflorar mi lado erótico cuando estoy piel a piel.

Otra forma divertida, ahora que está tan de moda la literatura erótica, es leer libros hot y embriagar todos nuestros sentidos con lo que describen estás páginas.

Yo empecé hace unos meses con las novelas de la argentina Florencia Bonelli. La verdad que embarazada y todo me sentía súper sexy y motivada con las historias de heroínas seducidas por hombres rudos y apasionados. Ahora me estoy devorando 50 sombras de Grey que , aunque no me aporta mayor valor literario, me pone las hormonas a mil.

Estas novelas con alto contenido erótico son una excelente forma de estar estimuladas, al día y en vigencia sobre pericias sexuales y juegos sensuales.

Si estamos felizmente casadas, como en mi caso, nuestra pareja apreciará nuestro aporte al tema en cuestión.

Leer, hablar sobre el tema, practicarlo y disfrutar del asunto nos hará más felices y también más seguras frente a los hombres.

No sé si realmente mi punto G es parte de mi próstata femenina. No sabía que teníamos una, o siquiera que queda a 5cm de mi abertura vaginal, pero leí en Wikipedia que sí.

La parte teórica y fisiológica se la dejo a los sexólogos; lo que sí sé  a ciencia cierta es que mi punto G está en la parte sur de mi cuerpo y estimulado de forma correcta me genera gran placer y enormes satisfacciones.

También sé, a ciencia cierta, que por más súper mujeres y multifacéticas que nos esforcemos en ser, seguiremos siendo románticas eternamente.Las flores, una linda canción, una cena romántica y las palabras al oído siempre serán un gran estimulante para nosotras.

Palabras románticas que después de un par de copas podemos convertir en palabras traviesas para indicar con presteza como llegar a nuestro punto G y a lo que queremos experimentar con nuestra pareja.

No creo en la igualdad de los sexos, ni que las mujeres tengamos que saber lo mismo que los hombres (ni viceversa), pero con un poco de cultura sexual, ganamos todos.

Anuncios

3 pensamientos en “Mi punto G sí queda en mi parte sur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s