Ordenar nuestro closet

Me refiero a la simple analogía de hacer orden en nuestro closet con la de hacer orden en nuestra vida.

Ordenar nuestros sentimientos, nuestras prioridades, nuestros deseos… nuestra vida en general.

Muchas veces, ¿no tenemos por ahí enmarañado algún sentimiento?

Algo guardadito en el fondo de nuestro corazón que no terminamos de sacar.

Algo tan simple como una llamada pendiente a un amigo del que nos distanciamos – por motivos tan irrelevantes, que ya ni nos acordamos cuál fue- y no la hacemos.

O, dicho de otra forma, tal vez tenemos ciertos rencorcillos almacenados que quitándoles el polvo y planchándolos un poquito terminan sacando a relucir una linda amistad del pasado.

Muchas veces, ¿no nos morimos de ganas de meternos a algún curso y sorprender a nuestra familia con esa nueva e inimaginable habilidad en nosotros?

Pero, simplemente no lo hacemos… lo postergamos indefinidamente.

No agendamos ni ponemos en orden nuestros deseos y aspiraciones.

No es que sea muy dada al orden, de hecho no. Más bien, confieso que soy muy desordenada y un tanto caótica.

Sin embargo, y para mi sorpresa, ayer sentí genuino placer cuando hice orden en mi closet y todo empezaba a calzar mejor.

Cosas que definitivamente no voy a usar más y estaban acumuladas y haciendo bulto.

Cosas que he redescubierto y me encantan y me las voy a empezar a poner.

Cosas que voy a mandar a la lavandería o a la costurera.

Redescubrí un vestido azul que en el desorden pasaba desapercibido – se camuflaba con los negros.

Poner en orden nuestras prioridades, nuestras ideas y nuestro tiempo hace que empecemos a ver cosas simples, pero fundamentales que por nuestro ritmo de vida las dejamos pasar o las archivamos tan al fondo que no las alcanzamos a sacar.

A veces con la excusa de que no nos alcanza el tiempo dejamos de hacer cosas que nos gustaría seguir haciendo o empezar a hacer.

¿No nos alcanza el tiempo o no nos organizamos lo suficiente como para encontrar el espacio?

¿Y si nos decidimos, de una vez, a inscribimos en ese curso de cocina?

No creo que sea imposible para ninguna agenda reservar, dos horas, un jueves al mes.

Lo primero es decidir hacerlo. Luego, organizarnos y hacer el espacio.

Igual que con nuestro closet, armario, placard o cómo lo llamemos.

No todo lo que hay en él nos sirve. Por más que lo hayamos comprado con ilusión o no los haya regalado una tía querida.

Lo mismo con nuestro tiempo.

¿Muchas horas en Facebook? Y ojo que soy defensora de ese mundo virtual pero, tal vez, estar pegadas horas nos quita tiempo valioso que podríamos dedicar a leer algún libro o jugar más con nuestros hijos.

También, y saben que adoro dormir, podría ser que si nos levantamos sólo media hora antes nos alcance el tiempo para hacer ese poquito de ejercicio que nos dará el impulso para una vida más saludable.

Cuestión de organizarnos. Cuestión de ordenarnos.

Sí, hace dos años que digo que, de todas maneras, me voy a poner tal jean . La verdad, no lo voy a hacer. Mejor se lo regalo a alguien que sí lo vaya a usar.

Hay cosas en nuestra vida que ya no nos aportan ningún valor. Desde sentirnos desmotivados con nuestro trabajo hasta estar atrapados en una relación que no funciona más.

La solución no necesariamente es renunciar, a la chamba o la relación.

Tal vez alcance con mirar lo que no funciona e idear una estrategia para que funcione mejor.

Una charla con nuestro jefe, una terapia de pareja, un curso que nos haga sentir más estimulados.

 En fin… cuantas veces decimos NO TENGO QUE PONERME y tenemos el closet repleto.

Igual con nuestra vida y día a día.

Llena de posibilidades, repleto de oportunidades.

Creo que hay un componente bastante catártico en poner orden en nuestro closet.

Sacar las cosas, mover las cosas.

Botar lo viejo.

Dejar un espacio para todo lo nuevo que queremos en él

Dejar un espacio para todo lo nuevo que queremos en nuestra vida.

Cambiar, mover, reinventar y reinventarnos.

Sacudir el polvo.

Así, quizás, podamos estrenar una nueva rutina que nos haga más felices.

Anuncios

9 pensamientos en “Ordenar nuestro closet

  1. Muy buena entrada… La verdad es que me ha dado bastante que pensar cosas como por ejemplo…
    A veces en nuestro armario interior, hay muchas cosas que son viejas, no las vamos a usar (y lo sabemos) y aún así no podemos desprendernos de ellas por lo que implica o por como nos acerca a un pasado que ya no volverá.
    Ordenar nuestro armario interior es algo mucho más complejo que ordenar ese closet lleno de ropa desorganizada… No sólo eso a veces es demasiado doloroso el ordenarlo.
    Un saludo y de verdad me ha encanrtado la entrada. Me dio mucho en qué pensar.

    • Gracias!
      La verdad que hurgar en nuestro interior es una experiencia imperdible y que deberíamos hacer… tomando la distancia y la perspectiva que sólo nos da, a veces, el tiempo… a veces, nuestra disposición a cambiar y ver las cosas desde otra óptica.
      Organizar nuestro interior nos da más espacio para cosas nuevas.
      Me encanta que te haya gustado!

  2. Marisol, te felicito una vez mas, me encanto, hay un libro que dice bota todo lo viejo y limpia la casa, refiriendose ekactamente a lo que tu nos quieres decir, ordena tu mundo interior, y asi todo fluye mucho mejor la vida, las situaciones, las decisiones, muchas veces estamos llenos de resentimientos, la mayoria tontos y los importantes ya pasaron, y es increible cuando adentro todo esta bien, afuera pasa lo mismo,
    Sique sabes que soy tu gran admiradora, la vida hay que hacerla simple ,pero muchas veces nosotras misma nos la complicamos con tonterias

    • Gracias Pirula por tus palabras. Me llenan de aliento, de ganas de seguir.
      La vida está llena de cosas, lindas y feas… casi siempre tenemos la opción de elegir, de cambiar, de mirar para atrás y aprender.
      Pero sobre todo de mirar para adelante con las experiencias y enseñanzas del pasado.
      Tú eres un gran ejemplo de eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s