La Era del Silencio

“El silencio es la primera lengua de Dios”

Escucho las olas, me abstraigo de mi. Más que decir quiero escuchar y, a través del  silencio, empezar a entender.

Siento que muchas veces  y en muchas relaciones no necesitamos tantas palabras para generar una conexión y un entendimiento profundo. Un respeto, un cariño, asentir con la cabeza y con una mirada comprender que simplemente nos entendemos.

En sueños nos hablaste de la era del silencio, por supuesto lo primero que quise fue “entender” que nos querías decir, de que se trataba. Traté de apuntar mi sueño, recordar las palabras, lo que decías. La era del silencio fue lo único tangible que me quedó de ese sueño confuso y tranquilo en el que aparecías en paz.

Se me ocurrió googlear, aparecieron algunas cosas que me hicieron sentido, lo apunté, lo dejé ahí…

Ahora lo retomo, unas horas antes de que se cumpla el primer aniversario de tu partida, cuando nos dejaste prematuramente y, como algunos explican, en realidad, cuando tu alma ya lo había decidido mucho antes de nacer.

¿Será así?

Tal vez viviste como soñaste, te atreviste a mucho de lo que muchos no nos atrevemos. Retaste a la vida, caminaste a tu ritmo y nos dejaste en tu huella pasos que aún tratamos de descifrar.

Me quedo respetando el silencio, prestándole atención. Buscando en él un anhelo de tranquilidad, tiempos de serenidad y de vivir con mayor simpleza. Entiendo ahora que ese puede haber sido tu mensaje.

Dicen que el silencio equivale a la perspectiva que necesitamos para apreciar y mirar algo. Retroceder dos pasos, alejarnos un poco. Mirar lo mismo, pero con ojos nuevos, con otra mirada. Callar un rato, honrar ese silencio y encontrar en él, tal vez no todas las respuestas, pero algo que nos empieza a hablar de eso que hace tiempo estamos buscando.

Anuncios

La mamá de Luca

Comparto esta carta que escribió Luca a su mami. Me encantó y me hizo sonreír con todo el corazón.

Nada más que agregar porque la carta lo dice todo.

 

Mamá cada dia en la mañanas cuando me levantas me das mucha felicidad siempre eres graciosa y muy alegre.
Tu no planchas, ni cocinas, ni lavas tu no eres como esas mamas un poco aburridas.
El punto es que eres como atenea la diosa de la sabiduría.
Mi mamá es super buena y siempre habla bien de las personas nunca habla lo malo. Pareces una super heroína porque vuelas cuando me siento mal.
Tú eres diferente a las demás por eso me encantas por que siempre me dices que nunca hay que seguir a la manada.
Este año yo cumplí 1 década y tu 4 décadas pero a veces parece que tienes 10 cuando jugamos a las luchitas y escuchamos rock
Amo cuando soñamos con un mundo diferente un mundo perfecto. Un mundo perfecto. Nosotros siempre seremos como el salmon como calamaro tu cantante favorito. No importa si es contra la corriente lo que importa es que las cosas se hagan con amor.
Quiero ir a España a la real academia para que hagan una palabra mas que te amo por que es lo que siento por ti.
Te amo mama .
Tu hijo Luca