Matrimonio Imperfecto

No me gusta la perfección. De hecho prefiero y acojo un poco de caos. Lo perfecto, como bien dice el dicho, es enemigo de lo bueno- y yo agrego- de lo sano y lo humano.

Lo mismo aplica – según mi criterio- a un matrimonio o a la vida en pareja.

Empecé con esa reflexión el domingo pasado mientras veía “Perdida” (Gone Girl) en el cine.

Más allá de toda la exageración hollywoodense y sin que nuestra vida llegue a ser un thriller de taquilla , vi -como trasfondo del mensaje de la película- el reflejo de muchas parejas que se ponen para la foto y maquillan las “imperfecciones” para el mundo exterior.

Mostrar al mundo una imagen que dista mucho de la realidad cuando estamos a solas con nuestra pareja, es lo que me invita a la reflexión en este post.

Algo así como jugar a la casita feliz o al papá y a la mamá sin mucha cuota de realidad o de profundidad nos puede llenar de frustración y alejarnos de nuestra pareja.

Está bien esforzarnos por exportar “lo mejor” de nuestra relación. Vale.

Sin embargo, ¿qué pasa cuando el guión se queda sólo en eso y nos olvidamos de vivir para adentro?

Silencios incómodos. Miradas que ya no se encuentran. Reclamos callados. Vivir rodeados y muy poco en pareja.

Mi matrimonio no es perfecto. Después de muchos años de convivencia siento que es normal a veces no querer estar, cuestionarse si hay algo más. Ilusiones que se estrellan con una realidad cotidiana.

¿Qué tenemos que hacer para seguir con ganas renovadas al pie del cañón?

La receta universal de seguro no la tengo yo, pero a mí me funciona hablar y escuchar.

Y ojo que no siempre me ha funcionado. Estoy aprendiendo a hacerlo. Vivo en ese aprendizaje, hablar desde el amor y con amor.

Primero escuchar mi voz interior.

¿Qué es lo que quiero y que ya no quiero más?

Luego, ponerlo en la relación. Ponérselo a mi pareja y caminar juntos en ese sentido.

En esa búsqueda que hacemos a diario.

Con metas claras y cortas. Día a día. Renovando ese contrato que no es eterno.

Mi matrimonio es imperfecto. Tiene altas y bajas y creo que esa es la esencia que nos hace felices y nos permite intentarlo una y otra vez.

Anuncios

7 pensamientos en “Matrimonio Imperfecto

  1. Muy cierto!!!!
    Día a Día minuto a minuto,
    Caminar juntos.
    El matrimonio NO es fácil pero hay que luchar día a día para que la convivencia sea más fácil.
    Gracias Sol! Siempre con tus mensajes precisos.
    Love U

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s