ayyy madre… otra vez esperando mucho de los demás!

No sé si ya lo toqué en otro post, pero a este tema le encuentro harto sabor familiar.

Se me repite a menudo, me causa sin sabores, me predispone, indispone y me enfrenta con la vida. De manera frontal y abrupta. Me doy cuenta, ahora que lo empiezo a anotar, que ese exceso de expectativa sólo me llevará de decepción en decepción y no me permitirá disfrutar de ese devenir caótico que a veces trae la vida. Las cosas no van a hacer como yo quiero que sean. Las personas no necesariamente se van a comportar como yo quiero que se comporten.

Lo converso con Isa, le cuento de mis tribulaciones, de mi última desazón… esa que en real perspectiva no tiene importancia alguna, pero que a mi me deja descorazonada. Así, como un patito mojado, al que hay que abrazar y secarle la pena. Isa me escucha, pero no es condescendiente conmigo. Se lo agradezco mientras leo su whatsapp : ayyy madre… otra vez esperando mucho de los demás!

Le tomo una foto a la pantalla, ya sé que va a ser el siguiente tema para mi post. Espera menos, sorpréndete más! – me aconseja Isa durante un break en su cole. Isabella siempre es precisa, certera en sus comentarios y en la vida misma. No se hace demasiadas paltas. No se hace rollos, no le da tantas vueltas a las cosas y entonces, así, no termina enredada.

“La expectativa es la raíz de todos los dolores de corazón” – leo en uno de los tantos mensajes que navegan en FB. Abrir el paraguas, blindarme un poco o simplemente esperar menos. Eso señala el mensaje, a eso apunta este post, eso trato de hacer sin mucho éxito ante la mirada de advertencia de mi familia. Me miran, inclinan la cabeza con incredulidad cuando regreso a ellos con el corazón adolorido. Lo peor de todo es que soy buenísima para pregonarlo, regalarlo y hasta exponerlo ante los demás.

En todas nuestras relaciones, desde la más superficial a la más cercana, cada uno de los involucrados espera que el otro se comporte de “esa” determinada manera. Que no suceda nos duele y nos predispone a no estar bien… a no estar bien con la otra persona, pero sobre todo a no estar bien con nosotros mismos. Esa forma de vivir la relación por anticipado, con todos nuestros deseos y suposiciones de lo que “debería” ser… hace que nos relacionemos con los demás de manera irreal y condicionada con lo que queremos y no con lo que es.

Frustración, resentimiento, decepción son algunas de las palabras que nos regala el exceso de expectativa. Algo así como querer tener el control de lo que va a suceder. El control del accionar y reaccionar de X individuo. No, así no funciona (y además sería muy aburrido). Todo lo contrario de soltar y esperar desde la esperanza y el fluir natural de los acontecimientos. Converso con una amiga que nosotros, los simples mortales, no somos los mejores guionistas de la vida. Eso que quiero que me pase no es necesariamente lo mejor para mi. Eso que quiero que me digan no es necesariamente lo que necesito escuchar… Mejor suelto, lo dejo al libre albedrío. Me mantengo con fe en esas cosas caprichosas que nos suceden y que nos llevan y nos ponen exactamente en ese lugar maravilloso donde tenemos que estar. feature_image_template42-620x400

Anuncios

6 pensamientos en “ayyy madre… otra vez esperando mucho de los demás!

  1. Me he sentido totalmente identificada con este post. Que suerte tienes de tener a Isa contigo así te ayuda a ubicarte en este mundo tan simple y que nosotros lo hacemos complejo.
    Es lindo leerte. Un beso.

  2. Dejemos a Dios escribir el guion, no le pidamos ni por un segundo la pluma….. Soltemos, y ocurre. El Universo tiene sus propios tiempos, eso es Fe, creer sin ver. en plena confianza y alivio de que todo tendra un desenlace feliz!

    ……Ahora sabiendo esto la mision es ponerlo en practica y que dificil mision es hacerlo!!! jejejeje

  3. Ahi, vamos todas,pero no desmayemos, que lindo lo que cuentas de Ysa tenerla,para que te escuche y sea tu cable a tierra es una bendicion.
    Trabajar y trabajar, accion ,es una chamba diaria, gracias Marysol , a mi me pasa lo mismo que a ti, pero antes no lo detectaba ahora si eso es bastante.
    No fijar nuestras expectativas en los seres humanos,por que viene la frutracion, pero es que no somos perfectas somos humanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s