Mi certeza de hoy

Hoy es una de esas mañanas que me levanto con la absoluta certeza que estoy donde tengo que estar.

Exactamente.

Ni un milímetro más, ni uno menos. Ni un segundo antes, ni uno después.

Exactamente aquí, desperezándome en mi cama blanca minutos antes de que mi despertador suene, con una certeza que me hace bien.

Esos triunfos esquivos. Eso que no logré. Lo que tanto quería. Muchos sin sabores.

Mis deseos cumplidos, las ganas acumuladas.

Esos que todavía no se cumplen. Los que se irán cumpliendo y los que no.

Los besos repartidos. Los abrazos a medias. Los rotos y los enteros. Los fuertes.

Todo lo que me pasó era lo que me tenía que pasar.

Las lágrimas vertidas. Las que callo y aprietan.

El sabor de cada evento. Tantas miradas y cada persona con las que me topo a diario.

Eso es exactamente lo que me tiene que pasar.

Saberlo hoy, el regalo de despertar -por ninguna razón en especial- con esa certeza que me hace buscar mi cuaderno rojo para anotar, pasar en limpio y compartir con ustedes… me llena de paz y agradecimiento. Eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s